Etiquetas

,


Mujer recoge en playa de California varias rocas al tiempo que se las guardó en la bolsa de su pantalón, sin saber que estas se incendiarían súbita e inexplicablemente, provocándole quemaduras de segundo grado.

En California una mujer recogió varias piedras de la playa y se las echó a la bolsa sin saber que algunas de estas se incendiarían súbita e imprevistamente, un fenómeno que todavía ahora un grupo de científicos no ha acertado a explicar del todo y que en ella resultó en quemaduras de segundo y tercer grado.

La mujer de 43 años visitó el fin de semana pasado la playa de San Onofre, en Orange County, donde junto a sus hijos recolectó rocas del lugar al tiempo que se las guardaba en el bolsillo de sus pantalones. Mientras se encaminaba a su casa, varios testigos afirman que vieron salir flamas de su ropa, las cuales quemaron las manos de la mujer, al igual que las de su esposo, que intentó ayudarla.

Exámenes posteriores revelaron una sustancia fosfórica en la superficie de las piedras, lo cual, sin embargo, no satisface plenamente a los científicos que investigan el caso, quienes, por un parte, no aciertan a entender, primero, cómo el fósforo llegó hasta la susodicha playa sureña de California y, sobre todo, por qué siendo una sustancia tan inflamable, se incendió solo hasta que las piedras estuvieron en el bolsillo de la mujer.

Anuncios