Etiquetas

,


Durante las festividades pasadas en la localidad inglesa de Holford un niño confundió uno de los tradicionales huevos de Pascua con una granada de mano activa, al parecer vestigio de la Segunda guerra mundial.

La búsqueda del huevo de Pascua, una de las tradiciones más características del mundo anglosajón, tuve en este año una manifestación por demás inusitada en Inglaterra, pues un niño de tres años encontró casualmente una granada de mano, confundiéndola no con los simpáticos ovoides coloridos de dicha temporada sino con una piedra cualquiera.

Por fortuna uno de los adultos presentes en el evento, Stuart Moffatt, de 34 años, alcanzó a distinguir el explosivo y alejó de inmediato al resto de los niños que ahí se encontraban.

“Comenzábamos el conteo de los huevos y al final de la búsqueda vi a un niño de tres años parado sobre un objeto. Era café, como de 4 pulgadas (10 cm). Se veía como un huevo de Pascua, pero era una granada de mano. Estaba imrpesionado. El niño que estaba parado sobre esta pensó que era una piedra”.

Luego de avisar a los organizadores de la celebración, un equipo antibombas de la localidad (Holford, West Somerset) se trasladó para desactivarla como es debido, detonándola en un lugar seguro.

Al parecer se trataba de un vestigio de la Segunda guerra mundial, durante la cual hubo una base militar estadounidense en la zona.

Anuncios