Etiquetas

,


Un pingüino con una posible agenda política dejo caer sus heces fecales sobre el piso del Senado de Kentucky

Hace unos días un elegante pingüino, acaso perspicaz de una dimensión simbólica, se tomó el tiempo de defecar en el Senado de Kentucky. El pinüino del Newport Aquarium hizo sus necesidades  mientras el presidente del senado, la republicana Katie Stine, presentaba una medida para honrar las contribuciones del “Acuario través de su regenteo de la vida marina”.

El senador David Williams interrumpió el discurso para enunciar , sin sorna: “El pinüino acaba de defecar en el piso”.

¿Y no lo harías tú si te invitarán al Senado, como una reacción natural a las instituciones políticas y su corrupción rampante?

Anuncios