Etiquetas

, ,


El mítico Steve Jobs sigue dando de que hablar. Su biografía ocupa los primeros lugares de la lista de Bestsellers y recientenemente se han ventilado las condiciones infrahumanas que viven los trabajadores que fabrican los iPhones y iPads en China. Ahora la revista Wired ha publicado el expediente que tenía el FBI sobre Jobs, apelando al Acta de Libertad de Información.

En un PDF de 191 páginas, que se convertirá en material de culto para los geeks, se pueden leer numerosos detalles que el Buró Federal de Inteligencia de Estados Unidos indagó, principalmente como investigación previa a su cita con el presidente George H.W. Bush en 1991. Sobresalen en este reporte la amenaza de bomba que Jobs recibió en 1985, la percepción entre algunos colegas y agentes de que el CEO de Apple era deshonesto, su ingesta de LSD durante su juventud y su acceso de alto grado a información confidencial cuando trabajaba en Pixar.

El documento del FBI enfatiza que Jobs es capaz de crear un “campo de distorsión de la realidad” para “lograr sus metas”. Curiosamente esta capacidad de manipular la realidad no es vista como algo negativo, especialmente ante la posibilidad de que Jobs asisitiera al Servicio Exterior Estados Unidos, aplicando sus conocimiento de la cultura oriental.

Incluso los que le encontraron fallas lo recomendaron para recibir la cita presidencial. Una persona indicó que pese a que Jobs era deshonesto, no creía que la honestidad y la integridad eran cualidades necesarias para una posición política de alto nivel y por lo tanto recomendó a Jobs para “una posición de confianza y cercanía con el Gobierno”.

El documento no hace refrencia a qué tipo de información confidencial tuvo acceso Jobs ni a por qué fue requerido que tuviera este acceso como cabeza de un estudio de cine, pero ciertamente hace pensar en la oscura relación que han tenido a lo largo de los años Hollywood , la industria militar y las agencias de la inteligencia, haciendo de la industria del entretenimiento una especie de brazo mediático o cuarto poder estrechamente vinculado con el gobierno.

Anuncios