El ojo que (casi) todo lo ve, Google Street View, ha captado, nuevamente, una extraña entidad. Se trata de un cuerpo que recuerda a una especie de nave nodriza, ubicado sobre la calle Foxoak, en el Reino Unido. La estructura, de color negro y formada por dos módulos, convive con las nubes a escasos metros sobre las construcciones de West Midlands, dando lugar a un poco usual paisaje.

Algo similar ocurrió hace poco más de un año en Suiza, cuando la cámara de GSV documentó una extraña aparición sobre el lago de Quarten. Obviamente los escépticos apostarán, de manera automática, a un simple fenómeno óptico. Pero no deja de llamar la atención la presencia de estos misteriosos cuerpos que de vez en cuando aparecen en diversos puntos. Y aunque nadie podría afirmar ni descalificar, con argumentos contundentes, la naturaleza de estas apariciones, al menos resulta divertido observarlos y sobre todo utilizarlos como detonadores de la imaginación: a fin de cuentas la nave espacial, la ilusión óptica y la tenaza de la propia cámara que captura la imagen, son parte de un todo auto-unificado.

Anuncios