Etiquetas

, ,


Un hombre confió sus esperanzas por alargar su miembro a un sitio de Internet. Pero su sorpresa fue grande cuando llegó el esperado paquete a su casa, el cual en lugar de contener un “mágico” dispositivo, consistió en una lupa. Lo que podría considerarse como una cruda burla por parte del proveedor, o incluso como una astuta medida comercial, fue percibida por el cliente como una ofensiva estafa, lo cual lo llevó a denunciarlos.

Al acudir a la Comisaría Provincial, en un poblado de España, para levantar una demanda, la pesadilla emocional del sujeto se prolongó. Por un lado confirmó que este tipo de “estafas” prolifera en la Red, e incluso uno de los funcionarios declaró: ”Técnicamente sería discutible hablar de una estafa porque agrandar, lo que se dice agrandar, es lo que, a fin de cuentas, hace una lupa”.

20120111-223719.jpg

Anuncios