Etiquetas

,


Ultima semana de juicio oral y escuchas técnicas, y visto para sentencia. Al parecer, una testigo presentada por la fiscalía, una cajera del Declatlon, declaro como el honorable ex de la generalidad valle cana frecuentaba su establecimiento y trincaba, sin mas, chancletas, toallas, bañadores y shorts deportivos a “cuenta de la casa”; se nos describe un Paquito Camps altanero y caprichoso, de gustos finos y selectos; otro testigo, mozo en Ikea, declara como el president se llevo un taburete Gromholl por la patilla, otro cuenta como tomaba cafés en Ca la Mascleta y los apuntaba a cuenta de un tal MR.

El caso continua y el muy honorable cuenta a sus anegados como pretende olvidar la política para abordar cuestiones mas creativas, el diseño de una línea de perfumes, por ejemplo, Eau du Camps, embriagador y narcotizante aroma de malversación atontado con nobles ecos de un pasado mejor, -Con Paquito esto no apestaba-, cita el slogan.

20120103-220202.jpg

Anuncios